¿Cuál es la mejor forma de aprender inglés?

28 Dic 2023 | 0 Comentarios

mejor-forma-de-aprender-ingles

Si algo hemos aprendido quienes llevamos años dedicados a la enseñanza del inglés es que cada alumno es único.

Es por eso que, una de las tareas del profesor, es descubrir la mejor forma de aprender inglés para cada alumno.

Por suerte, gracias a los avances tanto tecnológicos como en materia educativa, las opciones de las que disponen profesores y alumnos son muchas, variadas y cada vez más accesibles.

Y es que, a las opciones tradicionales en el aula y a través de libros especializados para el aprendizaje de la lengua anglosajona, se le suman nuevos métodos que, mediante aplicaciones digitales, permiten sumergirse en el idioma de Shakespeare.

Es por eso por lo que en Queen’s Gate School hemos querido dedicar un artículo completo a explorar diferentes estrategias y herramientas —desde las más tradicionales hasta las más innovadoras— para ayudarte a encontrar el camino que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de aprendizaje.

Prepárate, pues, para descubrir cómo puedes mejorar tu dominio del inglés de manera efectiva y placentera.

Aprendizaje del inglés métodos tradicionales vs. modernos

Pese a los muchos avances que se vienen produciendo en los métodos de enseñanza, la fórmula tradicional no acaba de desaparecer.

No obstante, se trata del método de aprendizaje del inglés más estudiado, desarrollado y pulido, con resultados garantizados.

Aprendizaje en el aula

El aula representa la forma más clásica de aprender inglés. Aquí, la interacción directa con un profesor y compañeros ofrece un entorno estructurado y sistemático para el aprendizaje. 

Entre sus muchas ventajas destacan la guía personalizada y la oportunidad de práctica conversacional en tiempo real.

Dicho esto, ofrece limitaciones lógicas como la rigidez en horarios y un ritmo de aprendizaje que no se adapta a todos por igual. Un problema, este último, que se agrava cuando se trata de aulas con grupos grandes de alumnos.

Autoestudio a través de libros y material escrito

Además de tener un peso específico importante en el aprendizaje en el aula, los libros y materiales escritos son pilares fundamentales en el autoaprendizaje del inglés.

Estos recursos permiten estudiar a tu propio ritmo, profundizando en áreas de interés personal o dificultad.

Para maximizar su efectividad, es crucial seleccionar materiales adecuados a tu nivel y establecer una rutina de estudio constante.

La principal ventaja respecto al estudio de inglés en el aula es la flexibilidad. Eso sí, exige un alto grado de compromiso, disciplina y autogestión para resultar exitoso.

Uso de tecnología y aplicaciones

La tecnología ha revolucionado —y sigue haciéndolo— en la manera de aprender idiomas. 

La aparición de cada vez más y mejores aplicaciones y plataformas digitales, permiten un aprendizaje interactivo y personalizable, adaptándose a distintos estilos y ritmos de aprendizaje.

Desde juegos educativos hasta cursos en línea completos, estas herramientas hacen que aprender inglés sea tan accesible como entretenido.

Su principal beneficio, en comparación con el resto de modalidades de aprendizaje de idiomas, es, sin lugar a dudas, la comodidad que ofrecen, ya que permiten aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Al igual que indicábamos en el apartado del autoaprendizaje, también exigen de altos niveles de autodisciplina para mantener un aprendizaje constante.

Aprender inglés: estrategias de estudio y automotivación 

Para aprender inglés de forma rápida y eficiente es fundamental contar con una buena estrategia de estudio y con altas dosis de motivación. Esta última dependerá, en gran medida, del plan de estudio trazado.

Diseñar un plan de estudio y establecer objetivos

Definir metas claras y realistas es crucial en el aprendizaje del inglés. Y es que está demostrado que contar con un plan de estudio bien estructurado, ayuda a mantener el enfoque y la motivación.

Para diseñar un buen plan de estudio es imprescindible tener en cuenta las necesidades específicas del alumno, así como la disponibilidad de tiempo de este.

Por suerte, las nuevas modalidades de estudio ofrecen una flexibilidad mucho mayor que las tradicionales, además de facilitar la organización a través de agendas, aplicaciones o calendarios que permiten organizar tus sesiones de estudio y monitorear tu avance.

Apoyarse en técnicas de memoria y repetición espaciada

Todo buen plan de estudio de idiomas que se precie debe apoyarse en las técnicas de memorización y en la repetición espaciada.

Las primeras permiten afianzar el vocabulario y las reglas gramaticales de forma rápida y eficaz.

Las segundas, implican revisar el material de aprendizaje en intervalos de tiempo crecientes, con el objetivo de asentar los conocimientos adquiridos a través de la memorización  a largo plazo.

Algunas de las herramientas de las que puedes servirte para ello son las tarjetas didácticas, algunas aplicaciones especializadas o, en analógico, de cuadernos de notas. Todos estos instrumentos permitirán aplicar esta técnica y mejorar tu retención del idioma.

Evaluación continua y adaptación

La autoevaluación constante es otro de los puntos esenciales en el aprendizaje del inglés o cualquier otra lengua, en tanto en cuanto permite identificar áreas de mejora y adaptar tus métodos de estudio.

Realizar pruebas periódicas, participar en conversaciones en inglés o utilizar herramientas de evaluación en línea puede proporcionarte una retroalimentación valiosa.

A partir de esta, es posible ajustar tu plan de estudio, enfocarte en áreas débiles y reforzar tus puntos fuertes.

Recuerda que esta adaptación continua te ayudará a progresar de manera más eficiente y satisfactoria en tu camino hacia la fluidez en inglés.

La importancia de los profesionales en la enseñanza del inglés

Una faceta crucial en el aprendizaje efectivo del inglés es la guía de profesionales expertos en la enseñanza de este como segunda lengua.

En Queen’s Gate School, nuestra escuela de idiomas en Valladolid, contamos con un equipo de docentes especializados, cuya experiencia y conocimientos son fundamentales para facilitar un aprendizaje integral y adaptado a cada estudiante.

Estos expertos no solo dominan el idioma, sino que también comprenden las complejidades de enseñarlo a hablantes de otras lenguas.

Su capacidad para personalizar el aprendizaje, atender a las necesidades específicas de cada alumno y proporcionar un entorno de apoyo y motivación es invaluable.

Al ponerte en manos de nuestros profesionales, te beneficias de métodos de enseñanza probados y de estrategias que han sido refinadas a través de años de práctica y estudio.

Esto no sólo acelera tu proceso de aprendizaje, sino que también asegura una comprensión más profunda y duradera del inglés.

Y recuerda, cada pequeño paso que das en el aprendizaje del inglés es un progreso hacia la fluidez, y cada nuevo día es una oportunidad para mejorar y acercarte a tus metas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *